El departamento de Ecología Aplicada y el de Urbanismo de NUBIA Consultores asistió a la jornada sobre arbolado urbano del pasado día 23, que fue organizada por el Patronato de la Alhambra y El Generalife en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Granada. Se celebró en la sede de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada situada en la Plaza del Campo del Príncipe.

 

El ponente fue el biólogo Josep Selga, experto en arboricultura urbana de la empresa Estudi de Paisatge Josep Selga, y asistió un nutrido grupo de profesionales entre los que se encontraban arquitectos, biólogos, ingenieros de montes, jardineros, así como representantes de la administración municipal, diputación de Granada y empresas del sector medio ambiental.

 

Durante la mañana Josep hizo una interesante introducción sobre la nueva concepción y papel que juega el arbolado para el hábitat humano y su salud, especialmente en el medio urbano, y sobre recientes investigaciones sobre la capacidad de “sentir” y percibir su entorno inmediato por parte de los árboles. Con esta nueva visión, los árboles dejan de ser meros objetos “ornamentales” sin movimiento y pasan a convertirse en seres con capacidad de respuesta al medio donde vive y a auténticos formadores de hábitat para los humanos.

Puesta en evidencia la importancia del arbolado para las personas que vivimos en ciudades y espacios altamente antropizados, el ponente resaltó la necesidad de planificar y gestionar adecuadamente los árboles en los espacios urbanos, ya que se pueden obtener espacios mejor configurados y sostenibles ambiental y económicamente, al tiempo que se evitan problemas posteriores una vez que los árboles ya están crecidos, y con soluciones no siempre baratas ni bien vistas socialmente.

En relación con la planificación y gestión, la cuestión que se expuso de mayor relevancia fue que no se pueden dejar espacios raquíticos para el desarrollo de las raíces del arbolado, pues éstas son fundamentales para la vida vegetal. El ponente expuso los distintos tipos de raíces de los árboles en el medio urbano, y cómo casi todas las especies llegan a tener en su madurez un sistema de raíces de tipo “horizontal”. A esto añadió que las consecuencias de dejar alcorques enanos son muy serias para el crecimiento del árbol, pero también para la seguridad de los ciudadanos (por ejemplo, con caídas de árboles en momentos de tormenta) y para la integridad de los pavimentos e infraestructuras de las calles, lo que supone, en su conjunto, un coste elevado de manteamiento y un perjuicio para los ciudadanos (reemplace de árboles, levantamiento de aceras, pérdida temporal de espacio verde, etc.).

 

Además del volumen efectivo para la fijación y alimentación del arbolado, también se destacó la importancia de que el arbolado dispusiera de sustratos porosos y bien oxigenados, de manera que el sistema radical de la planta pueda desarrollarse y adquirir los nutrientes sin problemas.

En la sesión de tarde, Josep centró su exposición en la aplicación de los conocimientos desplegados durante la mañana, y presentó algunos ejemplos de problemas reales en medio urbano que le han surgido a lo largo de su extensa carrera profesional, y ofreció las soluciones que se adoptaron para solventarlos.

Particularmente significativos fueron las “recetas” para la utilización de suelos estructurados que dan resistencia y estabilidad al subsuelo, y el uso de 15 cm de gravas de 3 a 5 cm bajo cualquier pavimento para evitar el desarrollo de raíces y el levantamiento de dichos pavimentos.

A continuación, desplegó un importante número de soluciones constructivas para facilitar la generación de estos suelos estructurados (algunos de ellos, incluso, de marcas comerciales) y las pautas a seguir para su implantación en función del tipo de acera y tamaño de arbolado que se querría implantar. En este sentido, Josep llamó la atención sobre la necesidad de que en las normas urbanísticas de los planeamientos generales se incorporaran estos modelos de implantación del arbolado, ya que serían muchos los problemas que se podrían evitar para generaciones futuras.

Por último, en la sala hubo un debate final donde los asistentes pudieron exponer sus dudas e ideas, y en donde quedó puesto de manifiesto el interés de los participantes por poder aplicar los conocimientos que se lanzaron a lo largo de toda la jornada.

Sin lugar a duda, una jornada de interés por la que felicitamos al Patronato de la Alhambra y Generalife por la oportunidad que nos ha dado a los interesados en el medio urbano y los espacios verdes para acceder de manera gratuita a estos conocimientos.