El pasado lunes 5 de Junio se han celebrado unas Jornadas Técnicas en Guadalcanal (Sevilla), en pleno Geoparque de la Sierra Norte de Sevilla, dedicadas al Geoturismo en Geoparques Andaluces. Han estado organizadas por el área de Promoción y Comunicación de la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía, y fueron inauguradas por el Consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía.

El formato de las exposiciones ha sido de mesa redonda, una dedicada a las estrategias de desarrollo territorial en los geoparques andaluces y otra dedicada al papel de los agentes y operadores territoriales en materia de turismo geológico en estos mismos territorios. La sesión se cerró con una interesante exposición de la experiencia del Geoparque de Villuercas – Ibores-Jara (Cáceres).

Por lo que a la primera mesa redonda se refiere, expusieron sus puntos de vista los Directores Conservadores de los tres geoparques andaluces, Cabo de Gata – Níjar, Sierras Subbéticas de Córdoba y Sierra Norte de Sevilla, así como el gerente del GDR Comarca de Guadix, que lidera la candidatura, ya formalizada, del Geoparque del Cuaternario de los Valles del Norte de Granada.

Se visualizaron claramente dos modelos de gestión. En el caso de los tres geoparques ya declarados, que a su vez cuentan con la figura de protección de parque natural, la tutela y gestión recae en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. El Director del Geoparque es el Director Conservador de cada uno de ellos. La gestión de estos geoparques, con ciertas especificidades derivadas de sus compromisos como miembro de las redes europea y mundial (European Geoparks Network y Global Geoparks Network de la UNESCO), queda así enmarcada de pleno en las estrategias y políticas que el Gobierno Andaluz lleva a cabo en materia de Conservación y Desarrollo sobre los territorios incluidos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía desde la promulgación de la Ley 2/89 de Inventario de Espacios Naturales protegidos de Andalucía, que ordena un modelo de planificación en cascada con tres documentos esenciales, el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, el Plan Rector de Uso y Gestión y el Plan de Desarrollo Sostenible.

En el caso del candidato granadino a Geoparque, el modelo de gestión que se propone es muy diferente. La iniciativa surge desde dentro del territorio, las poblaciones de la Comarca de Guadix, las del Altiplano de Baza – Huéscar y las de los Montes Orientales. Está impulsada por los Grupos de Desarrollo Rural de las tres comarcas, la Diputación de Granada y el Instituto Geológico y Minero de España, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, con escasa o nula presencia, hasta el momento, de las instituciones del Gobierno andaluz. Por otro lado, el territorio es absolutamente ajeno a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, si se exceptúa el pequeño enclave del Monumento Natural de las Cárcavas del Marchal y algunos espacios incluidos en la Red Natura 2000.

De cara a la aplicación de estrategias de desarrollo territorial este ámbito presenta dos cualidades: una alta potencialidad turística, justificada por el ingente elenco de recursos y equipamientos que ofrece, y una notable singularidad, derivada de la fuerte personalidad paisajística, natural y cultural de este espacio en el contexto europeo.

Conscientes de ello, los grupos de desarrollo rural, asociaciones empresariales, mancomunidades de municipios y ayuntamientos, llevan trabajando más de una década dando impulso a líneas de actuación dirigidas a la implementación de una estrategia de desarrollo territorial fundamentada en la activación como productos turísticos de sus recursos naturales y culturales, extraordinariamente ricos y singulares en estas comarcas, entre los que destacan paisaje geológico, megalitismo, trogloditismo, patrimonio minero, arqueología y paleontología, cultura, historia, patrimonio monumental, biodiversidad, gastronomía, turismo activo, etc.

La aceptación de la candidatura del Geoparque del Cuaternario de los Valles del Norte de Granada con un Programa propio y una propuesta de Órgano de Gestión constituido esencialmente por actores locales del territorio al que se aplica, supondría una formula no ensayada en Andalucía aún en materia de desarrollo territorial, pero que precisamente es la que más se ajusta ideológicamente al modelo de gestión territorial que inspira la política europea y mundial de geoparques desde su concepción. Supondrá, sin duda, una experiencia territorial extraordinariamente positiva en todos los sentidos.

En cuanto a la segunda mesa, diversos actores locales, moderados por representantes del Colectivo Arrayanes, expusieron sus puntos de vista sobre la necesidad de profesionalizar más el sector, y de profundizar en asuntos relacionados con la producción de material didáctico y promocional, y, sobre todo, reforzar la comunicación hacia los actores locales que puedan ofrecer a sus clientes. Estos operadores no disponen por lo general de un discurso narrativo apropiado, ni materiales adecuados con los que promocionar sus establecimientos, sus actividades y el propio geoparque, o, no lo conocen o no pueden acceder a él con facilidad dado el alto nivel científico o técnico de la mayoría de los materiales existentes, en los que generalmente se realiza muy poco esfuerzo de adaptación pedagógica. También se ha puesto de manifiesto la ausencia de identidad del propio espacio como geoparque, concretamente el de Sierra Norte, careciendo de señalización al respecto. En resumen, se demanda una mayor información, divulgación, comunicación y formación en relación con los agentes operadores del territorio.

Tras un corto intervalo de preguntas, se procedió a la última exposición, por el representante del Geoparque de Villuercas-Ibores-Jara (Cáceres). Su intervención estuvo orientada fundamentalmente en exponer el modelo de gestión y la comercialización del geoparque, a través de planes de acción en los que participan agentes públicos y privados. Finalmente, la intervención finalizó con la presentación de un catálogo de productos turísticos desarrollados desde el propio geoparque.

Por último, merece la pena destacar la reflexión aportada por los responsables del Colectivo Proyecto Arrayanes en relación a la necesidad de recuperar las políticas de intervención activa en materia de conservación y utilización del patrimonio minero arqueo-industrial en Andalucía. Resaltaron también la importancia económica en materia de turismo activo de algunos antiguos distritos mineros de gran interés cultural y ya declarados Paisaje Cultural por la Junta de Andalucía, algunos de ellos incluidos en los territorios declarados geoparque como son el paisaje minero de Cerro del Hierro (Geoparque Sierra Norte de Sevilla) o las minas de oro de Rodalquilar (Geoparque de Cabo de Gata-Níjar).

Webs de interés:

La Red Europea de Geoparques
La Red Mundial de Geoparques
Geoparques de Andalucía
Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada
Colectivo Proyecto Arrayanes