Los premios “Zerosion” fueron creados hace dos años por el grupo de empresas BPS GROUP, compuesto por Bonterra Ibérica y Paisajes del Sur, y en el desarrollo de su Responsabilidad Social Empresarial vieron la necesidad de transmitir los problemas que afectan a la conservación del suelo fértil, uno de los aspectos más olvidados del medio ambiente.

Este premio de ámbito internacional pretende reconocer la labor de personas e instituciones que trabajan por la restauración y conservación del suelo. Desde 2014 nomina mensualmente una candidatura para finalmente designar un premiado cada año.

El premiado del año 2015 es el profesor Estanislao de Simón Navarrete, Doctor Ingeniero de Montes por la Universidad Politécnica de Madrid, que ha desarrollado una ingente labor técnica, docente y científica a lo largo de su extensa carrera profesional, desde sus comienzos en el Patrimonio Forestal del Estado en Jaén, hasta la Dirección del Centro de Investigación y Formación Agraria en Granada, pasando por la Jefatura y Dirección Provincial del IRIDA e ICONA de Almería.

Ha trabajado en innumerables proyectos de restauración hidrológico – forestal para el control de la erosión y la desertificación en zonas semiáridas críticas como las de Granada y Almería; de I+D para la recuperación de áreas degradadas en convocatorias públicas y con empresas e instituciones; en convenios de colaboración entre universidades españolas y cubanas; así como participando en másteres y cursos relacionados con los procesos erosivos y la restauración hidrológico- forestal de cuencas degradadas.

Fruto de su importante trabajo y dilatada experiencia, ha realizado un gran número de publicaciones y algunas patentes y modelos de utilidad relacionadas con la conservación y regeneración de áreas agroforestales y la recuperación de espacios degradados, que son y seguirán siendo referencia de buenas prácticas para las personas e instituciones preocupadas por la conservación de nuestro entorno natural.

El premio, un bonsái recogido en una pieza de arcilla negra tratada con la técnica japonesa de recuperación mediante metales nobles, el kintsugi, es obra del escultor Sergio Vera.

Las otras 11 candidaturas han incluido a instituciones de relevancia internacional y a investigadores y personas implicadas en el mantenimiento y estudio del suelo, que también fueron reconocidas por la amplia audiencia que asistió a la entrega del premio.

Desde NUBIA apoyamos este evento de carácter internacional en Granada, que ha contado desde el principio con el apoyo de instituciones como la Junta de Andalucía, la Diputación de Granada, la Universidad de Granada y la Fundación Caja Rural de Granada, a las que hay que agradecer su implicación y sensibilidad por este tema.